Por- María Gibert

Sabemos que la vuelta a la escuela también puede ser algo dura para los maestros. Al igual que los niños, los adultos también sufrimos ‘síndrome postvacacional’. Por eso es importante que nos tomemos esta experiencia de forma positiva y con humor.

Te dejamos algunas situaciones divertidas, que solamente los maestros entenderán:

#1 Recibir ese extraño obsequio de tu alumno.

#2 Aguantarte la risa cuando un alumno responde algo gracioso.

#3 Cuando tus alumnos se ríen en secreto y no tienes idea de qué está pasando.

#4 Ver a tus alumnos el primer día después de vacaciones.

#5 Ese alumno que logró encontrarte en Facebook o Instagram.

#6 Cuando un alumno pregunta algo de lo que ni tú tienes la respuesta.

#7 Cuidarte al máximo para no contagiarte de la gripa de tus alumnos.

Aunque la enseñanza puede ser un trabajo desafiante en muchas ocasiones, las recompensas son innumerables y están llenas de buenos momentos. ¡Gracias a todos los maestros que convierten el aprendizaje en una experiencia divertida!

 

 

SHARE
RELATED POSTS
Nicaragua, entre lagos y volcanes
El héroe discreto, la primera novela que Mario Vargas Llosa escribe y publica tras recibir del Premio Nobel, estará a la venta este mes.
La palabra del día: trama

Comments are closed.