/
Blogger 1
Isabel Mendoza nació en Cali (Colombia) una ciudad famosa por la alegría y el ambiente festivo de sus ciudadanos. Los colombianos llaman a Cali “la sucursal del cielo” y una de las mayores atracciones turísticas de...
Blogger 2
Anne Smieszny Silva is from Cincinnati, Ohio, where she was a synchronized swimmer for eight years. She began learning Spanish in middle school. She earned Bachelor’s degrees with Honors from the Ohio State...
Blogger 3
Patricia Acosta is from San Juan, Puerto Rico, where at age 8 she began to show her passion for education by teaching math to her (often unwilling) friends, classmates, neighbors and pets with the help...
Blogger 4
Mario A. Nuñez loves Madrid… and when in Madrid, he does what the Madrileños do…eat tapas “con locura”! Somehow he also finds time to go to the museums and cultural sites…
Blogger 5
Angela Padron is originally from Freehold, New Jersey where she grew up in a bicultural household. She had the best of both worlds learning about her mother’s English heritage and her father’s...
Blogger 6
María Treviño loves to travel. Visiting Spanish-speaking countries brings her greatest satisfaction. It’s impossible for her to choose one location as each city has its own special attraction. She loves to...
Blogger 7
Evelyn Silva nació en la pequeña y hermosa ciudad de Cienfuegos, situada en el centro-sur de la isla de Cuba. Amante del olor del mar y del sonido de las olas al chocar con los muros, Evelyn emigró a...
/

April is National Poetry Month! During this time, booksellers, librarians, parents, teachers, and students read, write and analyze poems while recognizing the literary accomplishments of many poets, both past and present.

YO AMO EL ESPAÑOL

By Spanish Classroom 615 Views Leave a comment Go to comments
Nov 08

Do you speak Spanish announcement message from group of sketch people over chalkboard background

Amo el español porque es mi lengua materna. De niña solamente hablábamos español. Nuestra vecindad era totalmente mexicoamericana porque en ese tiempo había segregación. Cuando entré a la primaria, no sabía hablar ni una palabra de inglés como miles de otros hispanos en Texas. No había programas bilingües así que aprendí inglés en un programa de “inmersión”. “Nadabas o te hundías.” No me hundí gracias a mi profesora.

En la primaria y secundaria se nos prohibía hablar español, excepto en la clase de español. Creo que mi experiencia con los profesores que nos castigaban por hablar español me afectó de tal manera, que yo quería mostrarle al mundo lo bello que es el español. En la universidad decidí recibirme de profesora de español. Pensé que podía compartir con mis estudiantes lo bello que es el español y la cultura hispana y a su vez, ellos podían compartir sus experiencias con otras personas. Quería enfatizar que ellos podían llegar a ser bilingües y que también podían obtener un mejor empleo. 

En el salón de clase, me topé con varios problemas igual que muchísimos otros profesores de español. Los consejeros inscribían a todos los estudiantes en el curso de Español I, sin tener en cuenta si hablaban español o no. Tenía que preparar dos lecciones distintas para poder cumplir con las necesidades lingüísticas de cada grupo. Los hispanohablantes usaban el mismo texto que los monolingües porque no había textos para hispanohablantes; así que había que buscar recursos adicionales. Si yo quería ofrecer cursos avanzados, el administrador combinaba dos niveles de español en la misma clase porque no había “suficiente número” de estudiantes para formar una clase separada. ¡Qué problema! Todo esto me motivó a encontrar soluciones.

 A lo largo de mi carrera como profesora de español, supervisora de profesores y directora de idiomas en la Agencia de Educación de Texas (TEA, por sus siglas en inglés), trabajé para que los administradores y TEA reconocieran cursos de Español para Hispanohablantes. Al reconocerlos, las casas editoriales comenzaron a desarrollar textos para hispanoblantes. En mi distrito escolar, trabajé con un grupo de profesores para desarrollar pruebas de competencia en español para que los hispanohablantes pudieran pasar a niveles avanzados. Al pasar estas pruebas de competencia, los estudiantes saltaban uno o más niveles de español. Si saltaban al Nivel III, recibían crédito por el Nivel I y el Nivel II automáticamente y al terminar satisfactoriamente el Nivel III, el estudiante recibía su tercer crédito. Esto le daba la oportunidad a los profesores de ofrecer cursos avanzados en sus escuelas sin tener que combinar las clases. Trabajé con los directores de GT (Dotados y Talentosos) en la TEA para desarrollar clases de Advanced Placement Spanish Language en la escuela intermedia. El programa era para estudiantes con suficiente conocimiento de español. La mayoría eran hispanohablantes. Este programa ha tenido muchísimo éxito y sigue creciendo a través del estado. Nadie podía creer que los estudiantes de intermedia podían tomar cursos de AP, pero los estudiantes demostraron lo contrario. Tuvieron éxito en el curso y pasaron el examen de AP Spanish Language.

¿Qué les puedo decir? Yo amo el español y todo lo que representa su cultura. Hay que luchar para crear un ambiente de enseñanza efectivo para los profesores y mejorar las oportunidades de los estudiantes para avanzar sus estudios de español. Les reto a que sigan mejorando los programas de español en sus escuelas y distritos escolares.

María J. Fierro-Treviño

Posted in: Featured Readings
Share and Enjoy
This month on Spanish Classroom

April is National Poetry Month! During this time, booksellers, librarians, parents, teachers, and students read, write and analyze poems while recognizing the literary accomplishments of many poets, both past and present.

Recent Posts
LET'S GET SOCIAL