By Evelyn Silva

En nuestro recorrido por algunos de los lugares maravillosos de nuestro continente, hoy llegaremos hasta Tierra del Fuego. Tierra del Fuego es la provincia más meridional de Argentina y se encuentra localizada en la región patagónica. Su nombre lo adquirió gracias a Fernando de Magallanes quien en su recorrido por esta región austral le llamaron la atención las luces de las fogatas que los habitantes  nativos avivan desde tierra. Su capital es la ciudad de Usuahia, considerada como la ciudad más austral de nuestro planeta.

Tierra del Fuego comprende algunos territorios de la Antártida e Islas del Atlántico sur. Por su ubicación, Tierra del Fuego presenta un clima especial el cual varía en relación con la altitud de los territorios. Habitualmente el clima de esta región es frío; sin embargo, mientras más descendemos hacia el sur, las temperaturas descienden y el clima se torna extremadamente helado. En el recorrido es posible llegar hasta la Meseta del Polo Sur o Meseta Antártica, cuya altitud es de 3000 metros sobre el nivel del mar. La Meseta Antártica es la zona más fría del planeta y, por ende, es una de las regiones más inhóspitas del globo terráqueo. Los meses de invierno se comparan con una noche interminable debido a la ausencia de la luz solar; por el contrario, durante los meses de verano la luz solar se mantiene casi por veinticuatro horas.

En Tierra del Fuego y sus territorios aledaños tienen lugar fenómenos atmosféricos y climatológicos encantadores. Uno de ellos es la aurora polar, que no es más que la iluminación del cielo durante las horas de la noche. El cielo adquiere un tono rojizo, como si el sol hubiese decidido nacer desde una dirección diferente. De esta manera, el horizonte se ilumina cautivando miles de turistas que viajan hasta esta región para disfrutar de estas maravillas naturales. En el hemisferio norte este fenómeno se conoce como aurora boreal.

Algunos datos curiosos sobre el clima de Tierra del Fuego es la duración de la luz solar. Por ejemplo, durante los meses del invierno austral, es posible contar con siete horas de luz solar; al contrario, durante los meses de verano, como enero y febrero, puede suceder que los habitantes de esta región cuenten con casi veinte horas de luz solar.

Debido a su localización austral, los cambios climáticos y atmosféricos, la fauna de esta región es fascinante. En posible encontrar especies endémicas los guanacos, el ñandú, los zorros colorados y roedores como el tuco-tuco. También podemos descubrir grandes colonias de pingüinos localizados en el Canal Beagle y se han podido observar avistamientos de grupos de cetáceos como las ballenas francas, las cuales viajan hasta esta parte del planeta para aparearse y reproducirse. En Tierra del Fuego se promueve el turismo ecológico y por ello muchos visitantes se trasladan a estos territorios, sobre todo durante el mes de noviembre, para disfrutar del avistamiento de estas espectaculares ballenas.

Entre otros atractivos turísticos, los interesados en los deportes de invierno visitan Tierra del Fuego para deslizarse por las laderas de Cerro Castor, el centro de esquí más austral del mundo. Para aquellos que desean disfrutar a pleno de la tranquilidad de la naturaleza y de bellos paisajes, en el Parque Nacional de Tierra de Fuego se ofrecen paseos naturales en los que es posible observar ríos prístinos, bosques vírgenes, glaciares, montañas y cascadas, además de una exuberante vegetación y una fauna variada. Tierra del Fuego es un polo turístico reconocido en el mundo entero debido a la conservación del entorno natural y la mínima explotación humana de los recursos naturales.

 

SHARE
RELATED POSTS
Spanish Club – Resources for your Spanish Classroom
La fiesta del fútbol
El desierto de Atacama

Comments are closed.