Por-Glenda Rosado

En la vida pasamos por diferentes procesos que son difíciles de entender. Uno de ellos es la muerte. Para los adultos, entender la pérdida de un ser querido toma tiempo, especialmente en una sociedad que no gusta mencionarla. Es que la ausencia de esa persona tan querida trae cambios, tristeza, soledad, y muchas veces la vida nos cambia por siempre.

En el cuento Llora, corazón, pero no te rompas, del autor danés Glenn Ringtved y con magníficos dibujos de la ilustradora Charlotte Pardi, la muerte es uno de los personajes principales. Una historia ideal para explicarle a los chiquitines este proceso natural y difícil de la vida. Pues si para los adultos es un reto, para los niños es inimaginable.

La inspiración para este libro llegó de una experiencia cercana al autor. Se lo escribió a sus niños pequeños cuando su madre estaba muriendo y usó las mismas palabras que ella les dijo, que el corazón llora, pero nunca se rompe porque a pesar de la tristeza, la vida continúa.

En la historia, cuatro niños que saben que su abuelita está muy enferma, intentan lidiar y evitar su inminente muerte. Es un libro claro, inteligente y muy emotivo. A mí me hizo recordar a mi abuelita Gloria. Esa abuelita que me consentía, cocinaba y me abrazaba con todo el amor del mundo. A los 9 años la perdí y definitivamente su pérdida fue muy surreal en ese momento.

Justo cuando pasó, mi madre en su dolor, me explicó tranquilamente que la muerte es parte de la vida. Yo solamente quería a mi abuelita y no entendía porque se había ido tan pronto. ¿Quién me cocinaría los espaguetis y sopa de pollo como ella?

Como dice el título del libro, es preciso llorar como parte del proceso, pero no romperse durante este viaje complicado y lleno de obstáculos que se llama vida. Llora, corazón, pero no te rompas, es parte de los nuevos lanzamientos de loqueleo en marzo.

Lee también: La talentosa Clementina: Las aventuras de una niña encantadora y divertida. 

SHARE
RELATED POSTS
Get to Know Marie Antoinette
Author of the month: Alberto Blanco
Conoce a Cristóbal Colón

Comments are closed.