La independencia de Argentina de España fue declarada el 9 de julio de 1816; sin embargo, la revolución de mayo es una efeméride que todos los argentinos celebran ya que este fue un acontecimiento que anticipó la emancipación de la nación austral.

Los hechos ocurrieron durante la semana del 18 al 25 de mayo de 1810, en la ciudad de Buenos Aires. La organización de la primera Junta de gobierno daba lugar a una transición política a pesar que no se había, para este entonces, proclamado la independencia de España. Aunque la Junta de Gobierno regía con cierta libertad, gobernaba en nombre del rey de España, Fernando VII quien había sido destronado por José Bonaparte durante las guerras napoleónicas en España. Muchos historiadores concuerdan en que la lealtad proclamada hacia Fernando VII no fue más que una maniobra política que enmascaraba el objetivo principal de los miembros de la Junta: conseguir una autonomía política y económica.

Con la Revolución de Mayo, Argentina, Paraguay, Uruguay y parte de Bolivia dejaron de pertenecer al Virreinato de Perú y pasaron a formar las Provincias Unidas del Río de la Plata. A partir de este momento, estas naciones pudieron actuar con más libertad política y económica. De esta forma, Argentina logró establecer y solidificar el comercio con Inglaterra y con otras metrópolis que hasta entonces no era posible debido a las prohibiciones y restricciones de España. El florecimiento económico trajo aparejado el florecimiento cultural de la ciudad de Buenos Aires. Se multiplicaron los medios de comunicación y vieron la luz múltiples diarios.

Conocido como el “día de la Patria”, el 25 de mayo es una fiesta nacional de marcada importancia y se celebra con un feriado nacional. Se realizan un sinnúmero de eventos culturales que rememoran este día tan significativo. Durante este día las familias suelen reunirse para disfrutar de ricas empanas y locros, que no es más que un guiso preparado con calabaza o zapallo maíz y papas, todos alimentos muy propicios para enfrentar los días de invierno en el hemisferio sur.

De la misma manera, esta fecha ha quedado inmortalizada en numerosos documentos históricos, películas y series de televisión. La importante y reconocida Plaza de Mayo en la ciudad de Buenos Aires, lleva su nombre en homenaje a estos eventos que iniciaron y trazaron el camino para lo que sería, seis años después la proclamación de la independencia.

SHARE
RELATED POSTS
¡Azúcar! Celebrando el 12 de octubre con salsa – Free Resources for Spanish Teachers
Ringing in the New Year
Fiestas Navideñas en México

Comments are closed.