La letra eñe

Una de las letras más importantes en el alfabeto castellano es la “eñe”. Esta letra, aunque aparece en otros alfabetos, es considerada por muchos como un elemento distintivo de la identidad y la cultura hispánica y de la lengua española.

Según algunos historiadores, el origen de la eñe se remonta a la Edad Media cuando los monjes que se encontraban en los monasterios, en su afán de copiar y escribir rápidamente miles de documentos empezaron a sustituir la doble n (nn) por una eñe (ñ). De esta manera, los copistas ahorraban mucho tiempo y trabajo pero no sabían que su decisión iba a cambiar para siempre el alfabeto castellano. Aunque el trabajo de los copistas sería suplantado con la aparición de la imprenta, su legado es invalorable y dejó marcas permanentes en nuestra lengua.

La eñe presenta un sonido palatal nasal y en su grafía es fácil de reconocer por una virgulilla que se coloca en la parte superior de la letra. Este sonido fue adoptado y vinculado a esta letra por muchas lenguas como la aimara, el gallego y el guaraní, entre otras. En el caso del portugués, la combinación an fue sustituida también por una ã. Otras lenguas románicas han conservado la doble grafía y el sonido se representa: ny (catalán), gn (francés e italiano), nh (portugués).

¡Recuerda siempre que español se escribe con eñe!

Lee también: Las palabras compuestas. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *