Evelyn Silva

En este mes que homenajeamos a los maestros por su labor diaria de educar a nuestros hijos, es importante conocer el origen de esta palabra. “Maestro” es un sustantivo que proviene de la palabra latina magister . El vocablo magister está compuesto por el adverbio magis cuyo significado es “más”. Precisamente, el maestro es la persona que se dedica a compartir sus conocimientos con los otros. El maestro es el que “más sabe” y quien se destaca por sus virtudes y sapiencia sobre un tema determinado. Por eso, muchas veces se dice que los primeros maestros que tiene un niño son sus padres porque estos últimos, con su paciencia y dedicación, introducen al niño a un mundo nuevo.

Luego viene la etapa de la escuela y de la educación formal. Los maestros o docentes, como suelen llamárseles, a través del estudio y la preparación educativa ayudan a esparcir sus conocimientos sobre la cultura, la historia, las matemáticas, las ciencias o la técnica, entre otros. En la antigua Grecia, el gran maestro Sócrates utilizaba el método educativo conocido como la mayéutica. Mediante la mayéutica, el maestro guiaba al alumno para que este descubriera el conocimiento en su interior y construyera su propio saber a través de la experiencia personal.

El maestro es un agente indispensable en el proceso enseñanza y aprendizaje. El maestro asesora y estimula a los alumnos para que estos descubran otros mundos que existen más allá del salón de clase. Con la educación adquirida en la escuela, los estudiantes podrán insertarse dignamente en la sociedad y serán los maestros del futuro.

SHARE

Comments are closed.