Para disfrutar y descansar, no hay nada mejor que un balneario. Mi amiga Patricia fue con su madre al Balneario de Corconte, en el Valle de Valdebezana en Burgos, España. ¡Qué envidia! Dicen que allí el clima es muy suave y que los paisajes son maravillosos. A mí me encantaría ir varios días para allá y descansar. Este balneario cuenta con un edificio de piedra, cerca del embalse del Ebro. Gracias a esto, los huéspedes pueden disfrutar de las propiedades reconstituyentes de las aguas minerales de esta reserva natural. Ayyy ya te digo, solo de imaginarme disfrutando de un baño terapéutico ya me siento mejor. Mi amiga Patricia asegura que el agua brota de un manantial situado a una altura de 837 metros y contiene 24 elementos minerales. Los tratamientos como baños, duchas largas relajantes, baños de chorro a presión, tratamientos de inhalación, visitas a salas de vapor, masajes, inmersiones en una piscina cubierta y tratamientos complementarios de belleza son ofrecidos durante el todo el día.

spa-corconte

A la mamá de Patricia le dolían mucho las piernas y dice que después de bañarse varias veces en la piscina mineromedicinal, ya se sentía muchísimo mejor. Por lo que me cuentan, todo indica que el personal del Balneario de Corconte es muy atento y servicial. Patricia y su madre salen a caminar todas las mañanas. Después se dan un baño de burbujas o una sauna de vapor. A Patricia el baño que más le gusta es el del algas. Dice que es un baño con algas incorporadas al agua que aportan minerales al organismo y ayudan a eliminar toxinas. Su madre, por otro lado, prefiere el baño de uva morada porque es antienvejecimiento y antioxidante. Para los masajes hay muchísimas opciones. A ellas les gustó el masaje con aromaterapia. Dicen que es maravilloso porque utilizan aceites esenciales que tienen un efecto muy relajante. También ofrecen masajes terapéuticos, relajantes y para mejorar la circulación. ¡Yo no sabría qué masaje escoger entre tantas opciones! Y de la comida ni hablar. Todos los días sirven platos típicos de la región, además de un menú vegetariano.

El Balneario de Corconte parece muy divertido y relajante. Si pudiera convencer a mi mamá para ir nosotras también…