Querida abuela:

¿Cómo estás? Espero que muy bien. Nosotros estamos bien, ¡pero yo te extraño mucho! Ayer por la tarde fuimos al mercado a comprar frutas y verduras. Lucas quiso comprar una bolsa de un grano que yo no conocía: quinua. ¿Tienes idea de qué es?

Pues resulta que la quinua aquí es muy popular y la mencionan en todas partes. Vi un programa en la televisión sobre este “súper alimento” y aprendí varias cosas. Dicen, por ejemplo, que la quinua fue uno de los principales alimentos de las antiguas civilizaciones indígenas y era considerado un alimento sagrado por los mayas. Se originó en las zonas de Bolivia, Perú, Colombia y los Andes. Su uso pasó de cultura a cultura y se extendió rápidamente por toda América Latina. En algunas civilizaciones antiguas, las personas ofrecían doce vasos de oro de quinua a los dioses, como muestra de su agradecimiento por los solsticios y las cosechas abundantes. ¡Qué te parece!

quinoa-grains

Aprendí también que los antiguos pobladores de América Latina incorporaron la quinua en sus bebidas, caldos y mezclas de verduras, a pesar de que ninguno de ellos tenía un conocimiento claro de los beneficios para la salud que ofrece este grano. Con la llegada de los españoles a las Américas y la introducción de la papa y el maíz, el consumo de quinua pasó a un segundo plano. Actualmente se conocen con exactitud las vitaminas, proteínas y minerales que se encuentran en la quinua. Ahora sé que solo una porción de quinua contiene el hierro, el potasio, las vitaminas B, el magnesio, el zinc y el cobre que cada persona necesita ingerir diariamente para mantener una vida saludable y una dieta balanceada. La quinua también puede ayudar a prevenir algunos trastornos y enfermedades. Además, abuela, fíjate si la quinua es importante, que la NASA la seleccionó para integrar la lista de los alimentos que los astronautas llevan con ellos al espacio.

quinoa-plant

Espero que después de toda esta explicación vayas ahora mismo al mercado y prepares quinua para la cena. Te envío una foto para que veas cómo son los granos. No dejes de escribirme para contarme qué te pareció.

Muchos besos,

Asha.