En nuestro recorrido por América Central, hemos llegado al departamento de Copán. Ubicado al occidente de Honduras y a poca distancia de la frontera con Guatemala, se encuentra el sitio arqueológico de Copán. En una caminata por esta ciudad, vimos que el estilo de las construcciones se puede encontrar en otras ciudades de origen maya.  Copán, originalmente denominada Oxwitik por los mayas, era una poderosa ciudad-estado y una potencia en el sur de la región maya.

image3

La ciudad está compuesta por diferentes construcciones arquitectónicos de gran magnitud. ¿Sabes lo que es una estela? Una estela es una piedra tallada con textos, símbolos o retratos que explican el motivo de su construcción. Las estelas solían tener una función funeraria, religiosa o geográfica. Copán es reconocida en todo el mundo por la variedad de estelas con retratos que están situadas a lo largo de las vías de la ciudad. Además, hay estelas de grandes dimensiones que describen las diferentes celebraciones o actos que tenían lugar en la ciudad. Otro grupo de estelas se encuentra en la Acrópolis de la ciudad que se distingue por sus pirámides, plazas y palacios.

Los edificios de Copán sufrieron significativamente las fuerzas de la naturaleza. Sin embargo, entre los monumentos que aún hoy se conservan está la Escalinata de los Jeroglíficos, que tiene 10 metros de ancho y 62 escalones. En la base de la escalinata, está ubicada la Estela M y su altar correspondiente; subiendo hacia la cima y separados por 12 escalones se encuentran grandes figuras esculpidas que probablemente representan a los gobernantes más importantes en la historia de Copán. La escalinata tiene 2200 glifos, o signos grabados, que forman el texto maya más extenso jamás conocido.

La Plaza de los Monumentos o Gran Plaza conecta por una calzada la ciudad con el sitio donde está localizado el Conjunto de las Sepulturas. El Conjunto de las Sepulturas cuenta con dieciséis estelas que represan a líderes mayas y están cubiertas por jeroglíficos que narran las historias de estos gobernantes. En la Gran Plaza se encuentran las residencias de la élite, adornadas con bancos de piedra, tallados con hermosas decoraciones. También hay tumbas que probablemente estaban asociadas a los habitantes de las residencias.

Tras la caída de la civilización maya, la población de Copán se fue desplazando hacia otras regiones. Cuando los españoles llegaron a estas tierras, en el siglo XVI, el centro ceremonial había sido abandonado. Copán fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1980 por la UNESCO. La UNESCO ha contribuido con la restauración de muchos de los monumentos erosionados por las devastaciones de la naturaleza.