¿Te gustan las tiras cómicas? ¿Cuáles son tus historietas favoritas?

Yo tengo un amigo que estudia dibujo en España y quiere ser caricaturista. Él me contó que en España a las tiras cómicas se les conoce popularmente como tebeos. El nombre viene de una revista de historietas española fundada en 1917 y publicada hasta 1998, que se llamaba TBO. La revista estaba dirigida a niños y jóvenes y publicaba historietas humorísticas. Dice que la revista fue tan popular en su momento, que en los años sesenta el Diccionario de la Real Academia Española adoptó el término “tebeo” para designar las historietas gráficas.

images_0

Como me interesó mucho el tema, estuve investigando en Internet para saber un poco más de las historietas en España. Descubrí que son varios los personajes que componen el mundo del cómic español. Entre ellos, los que más me llamaron la atención fueron Mortadelo y Filemón, dos detectives muy pintorescos, creados por Francisco Ibañez en 1958.

Mortadelo es alto, delgado y calvo. Tiene una nariz enorme y lleva gafas porque no ve muy bien. Generalmente va vestido de negro y le gusta mucho disfrazarse. Filemón es bajo, tan calvo como Mortadelo, y siempre va vestido con unos pantalones rojos y una camisa blanca. Mortadelo y Filemón trabajan juntos y viven muchas aventuras. Otros personajes de la serie son el Súper, jefe de Mortadelo y Filemón en la agencia T.I.A. (Técnicos de Investigación Aeroterráquea), la señorita Ofelia, que tiene el pelo rizado y es la secretaria del Súper, y el Profesor Bacterio. El Profesor Bacterio tiene una barba larga y muy negra. De sus inventos se pueden esperar los más disparatados resultados. Le prometió a Mortadelo que le daría una medicina para que nunca se le cayera el pelo y… ¡Mortadelo se quedó calvo!

Las aventuras de Mortadelo y Filemón han sido traducidas a más de doce idiomas. En inglés se les conoce como Mort and Phil. ¿Has leído alguna de sus historias? Han aparecido en revistas, antologías, películas y dibujos animados.

Mira la ilustración y adivina quién es quién. ¡Buena suerte!