¿Sabías que los pueblos del antiguo México y América Central fueron los primeros en jugar al voleibol? Aunque muchas veces ha sido citado como una creación de la civilización maya, el Tlachtli fue practicado por muchas otras civilizaciones antiguas desde tiempos remotos. Sin una red que separara a los equipos participantes, el Tlachtli o “juego de pelota”, como se le conoció hace más de 4000 años, marca el origen del voleibol como deporte. Utilizando una pelota sólida de 9 libras de peso, el Tlachtli era un juego en el que dos equipos competían en canchas largas y rectangulares con superficies inclinadas. La inclinación de las canchas permitía que las pesadas pelotas rebotaran y pasaran a través de aros de piedra verticales situados a seis metros de altura de las áreas de juego.

Protegiéndose con un relleno pesado debajo de la ropa, que hacía poco para evitar los golpes y, a veces, incluso la muerte, los jugadores tenían como objetivo mantener la bola en juego golpeándola con la cadera. Aunque el proceso de puntuación es aún desconocido, un observador español del siglo XVI señaló que los jugadores perdían puntos cuando dejaban rebotar la pelota en más de dos ocasiones antes de regresarla al equipo contrario. También perdía puntos el equipo o el jugador que dejaba que la pelota saliera de los límites de la cancha, o aquel que no lograba pasar la pelota a través de uno de los anillos de piedra dispuestos en cada pared a lo largo de la línea central. Obtenía puntos el equipo o jugador que hiciera rebotar la pelota en la pared del equipo opuesto o aquel que lograra pasar la pelota por el anillo de piedra que estaba colocado en la pared. Esta última jugada era casi imposible de ejecutar y el equipo que conseguía hacerlo se convertía en el ganador automáticamente.

the-ancient-game-of-tlachtli

Cuando el Tlachtli no se jugaba como un pasatiempo deportivo, se practicaba con fines rituales. El equipo perdedor a menudo era sacrificado a los dioses de las religiones antiguas después que el juego había finalizado. Esta práctica del sacrificio ritual hizo que el Tlachtli fuera usado como un método de resolución de conflictos entre ciudadanos del imperio maya y entre pueblos vecinos. Ya no era, entonces, un deporte entretenido sino que sirvió para solucionar cualquier tipo de rivalidad. Se han encontrado registros que hablan de tres emperadores que juegan un juego de Tlachtli; el ganador del torneo gobernó sobre las otras dos poblaciones rivales perdedoras.

La idea de que el juego de pelota se practicó como un método de guerra o de conquista también explica el hecho de que en las esculturas y pinturas de la época aparezcan los jugadores de pelota con trajes elaborados, protectores de cadera y posturas de guerra. Estas imágenes han contribuido a crear un halo de misterio sobre uno de los primeros deportes conocidos en la historia humana.