Querida Eva:

¿A ti te gusta bailar salsa? Te pregunto porque mirando una fotos viejas que guarda mi madre, recordé que cuando era pequeña, mis padres solían organizar fiestas en el patio de nuestra casa. Asistía toda mi familia y la única música que se escuchaba eran canciones de salsa. Mis padres y otros parientes siempre bailaban aquella música tan contagiosa y los primos mayores cantaban y aplaudían al compás de los bongos y las trompetas.

unidad2blog2-1

La música y el baile de salsa son elementos esenciales en la cultura latina. Este género musical es el resultado de la fusión de ritmos afrocaribeños y europeos. La salsa fue popularizada durante la década del 70 por músicos latinos del Caribe y de la ciudad de Nueva York.

La salsa, tanto la música como el baile, es un marcador de la identidad latina en los Estados Unidos. Es por eso que desde hace algunos años, se vienen organizando diferentes eventos culturales que tratan de reunir a los amantes de este género musical y ofrecerles la posibilidad de experimentar la cultura musical latina en Norteamérica.

miami-salsa-congress-performers-slider

Una de estas celebraciones populares es el reconocido Congreso de Salsa que tiene lugar en la bella ciudad de Miami. Desde el 2002 y bajo el calor de verano, artistas locales e internacionales se reúnen para celebrar la música tropical y honrar a diversas figuras que han contribuido, a través de las décadas, a difundir los ritmos tropicales y caribeños. Durante cinco días, representantes del género entretienen a los aficionados de la salsa con varios conciertos en vivo, presentaciones de danza, talleres con instructores de baile, fiestas y galas nocturnas en el área de Miami Beach.

Muchas actividades gratuitas tienen lugar durante esta semana. Instructores de salsa de todo el mundo vienen a Miami para ofrecer clases intensivas de salsa y competencias de bailes. Todas las actividades culturales son complementadas con muestras gastronómicas, exhibiciones y mucho más para disfrutar.

El próximo Congreso de Salsa será en julio. ¿Te animas?

Un abrazo,

Marilú